lunes, 2 de febrero de 2009

La venganza de la Tierra, de James Lovelock (Planeta, 2007)

La biblioteca te recomienda este mes




Durante miles de años, la Humanidad ha explotado la Tierra sin tener en cuenta las consecuencias. Ahora que el calentamiento global y el cambio climático son evidentes para cualquier observador imparcial, la Tierra empieza a vengarse.....

Así de contudente se muestra James Lovelock, autor del libro "La venganza de la Tierra", en el que reflexiona y muestra las claves de la tendencia hacia la autodestrucción del ser humano.

A pesar de todo, y aunque parece que el cambio climático ya es inevitable, todo no está perdido. Lovelock propone diversas iniciativas para salvar al mundo de una muerte anunciada.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

El holocausto ambiental viene y nada puede pararlo. Aquí todos, más o menos, hemos puesto nuestro granito de arena. Y el que diga que no, que levante la mano.

Lenin dijo...

Yo creo que somos demasiado catastrofistas. Está claro que mucho daño se ha hecho, que los glaciares se están derritiendo, que La Manga se hunde, y que muchas otras cosas están desapareciendo o están "en cuarentena", pero si leéis este libro, puede verse que aún puede haber un resquicio de salvación.

Ecologista desencantado dijo...

Pues yo creo que peor no puede estar la cosa. Y si no, tiempo al tiempo....

Camaleón dijo...

http://www.greenpeace.org/raw/content/espana/reports/libroclima.pdf

Ildefonso Agag Aznar dijo...

Creo que estos libros escritos por progres trasnochados hacen mal al progreso de la humanidad, pues obligan moralmente a los gobiernos, (se trata de una moralidad de postín pero necesaria para parecer comprometidos, vamos una falacia), pues obligan falazmente a los gobiernos, digo, a destinar ingentes cantidades de dinero a solucionar un problema que no se sabe si existe o si tiene solución pues el culpable no está científicamente señalado, y ese dinero, usado para otros fines, como la salvaguarada de los valores cristiano-occidentales ante peligro por la amenaza medievoárabe, sería más útil.

soydepersonal dijo...

A ver cuándo recomendais la lectura de un libro de Jiménez Losantos, ¡que se os ve el plumero!