miércoles, 15 de octubre de 2008

El día en que se hundió la bolsa


La biblioteca te recomienda este mes

El día en que se hundió la bolsa/ Thomas Gordon. - Orbis, 1986


Se trata de un espectacular documento de economía novelada, y también con gran valor histórico, sobre el crac del 29. En el entre otras cosas se cuenta el antes, el durante y el después de la crisis y ¡oh, amigos!, resulta todo tan cercano, suena tanto. También esta lleno de anécdotas como cómo los grandes comercios crearon "el día de la madre" para subir las ventas en una época del año tradicionalmente de pocas transacciones, y cómo empezó todo a valer dinero, un todo hasta entonces aséptico, que adquiría cada vez más precio cada vez que pasaba de manos hasta que...

Edward Stone, importante especulador bursátil, llegó a casa a las seis de la tarde del Jueves Negro. Con los ojos enloquecidos gritó a su hija Edith:

- No podemos conservar nada. No tengo ni un centavo. La Bolsa se ha hundido. Nos hemos quedado sin nada. ¡Nada¡ ¡Voy a matarme¡ Es la única solución. Tendréis el seguro...



Y echó a correr en dirección a la terraza (...). Un paso le separaba de la barandilla cuando Edith logró agarrarle un pie y retorcérselo hasta derribarlo (...). Entonces intervino la esposa, que le abofeteó repetidas veces y, al fin, Edward Stone empezó a reaccionar (...). Todo había pasado en menos de cinco minutos. Comenzaron a llegar los criados, a quienes hubo que decir que se había caído.


Al final, ya más calmado y en su habitación junto a su mujer e hija, logró contar lo ocurrido. Estaban en la más completa miseria. Ese día había perdido más de cinco millones de dólares.

2 comentarios:

Camaleón dijo...

Una lectura que nos viene como anillo al dedo en los tiempos que corren y que nos muestra lo que pasó y cómo pasó, nos permite reconocer mejor lo que está pasando hoy, y nos anima a reflexionar sobre lo que puede pasar y cómo puede pasar.
Todo un acierto.

Listillo dijo...

Viene muy a cuento, conozco el libro, sigue la línea filosófica marxista de "la historia se repite la primera vez como tragedia y después como comedia". El libre mercado ha hecho que la nada tenga valor económico y el paroxismo del libre mercado se suicida, el valor de la nada se hace real, millones de euros en un equilibrio ficticio de compraventa se desmoronan... este libro habla de eso, de la economía ficción y su inevitable fracaso. ¿Volveremos ahora a la época de los aranceles y controles estatales y supraestatales?